Saltear al contenido principal
+34 93 487 5166 mail@curellsunol.es
Cuando Las Muestras De Afecto No Son Registrables

El Tribunal General ha determinado, en su sentencia T-503/19 de 13 de mayo de 2020, que el signo “XOXO” sería percibido simplemente como un mensaje promocional que transmite sentimientos de amor y afecto porque significa “abrazos y besos” y, por tanto, no es registrable como marca de productos.  

El Tribunal confirma así la decisión de la División de Examen y la resolución de la Primera Sala de Recurso de la EUIPO en aplicación del artículo 7, apartados 1 b) y 2 del Reglamento de la UE sobre la marca de la Unión Europea.

A raíz de las observaciones escritas de un tercero en las cuales pedía que la solicitud de marca “XOXO”, presentada a nombre de Global Brand Holdings LLC, fuera denegada de oficio por falta de carácter distintivo, la EUIPO esgrimió las prohibiciones absolutas previstas en el artículo 7, apartados 1 b) y 2 del Reglamento 2017/1001, sobre la marca de la Unión Europea (RMUE), y el Examinador denegó su registro respecto de los productos designados en las clases 3, 9, 14, 18 y 25 (perfumes, gafas, joyas, bolsos, accesorios y ropa), mientras que la concedió para los servicios solicitados en la clase 35 (publicidad; gestión de negocios comerciales; administración comercial; trabajos de oficina).

La solicitante recurrió la resolución, pero la Primera Sala de Recurso de la EUIPO determinó que los productos designados de las clases 3, 9, 14, 18 y 25 se ofrecen habitualmente como regalos y que, en este contexto, los consumidores no percibirían el signo “XOXO” como una indicación de origen comercial de los referidos artículos, sino como una indicación banal y meramente promocional sobre los sentimientos que transmiten estos productos o el acto de regalarlos, es decir sentimientos de amor y afecto.

Global Brand Holdings LLC recurrió de nuevo la decisión denegatoria, esta vez ante el Tribunal General de Luxemburgo, , sin negar que “XOXO” pudiera tener un significado insistió en que solo una parte del público pertinente, concretamente adolescentes y mujeres muy jóvenes (nos preguntamos si esta última afirmación tiene alguna relación con la popular serie “Gossip Girl”) atribuirían una carga afectiva al signo pretendido, pero no lo haría el resto de consumidores.

El Tribunal General  no cambia el sentido de las resoluciones de la EUIPO e indica que, aunque la marca solicitada pueda ser percibida de una forma u otra por diferentes segmentos del público relevante, tratándose de un signo denominativo que se limita a reproducir la expresión “XOXO” tal como la utiliza parte de la población para transmitir sentimientos de amor y afecto (abrazos y besos), no incluye ningún elemento que permita atribuir un indicador de origen comercial y distinguir los productos del solicitante de los de un competidor.

Además, el Tribunal declara que el término “XOXO” constituye un mensaje publicitario desprovisto de originalidad o resonancia y, por tanto, es una declaración ordinaria, que no requiere de esfuerzo alguno de interpretación por parte del público pertinente para poder comprender su significado corriente.

Es indiscutible que la expresión “XOXO” será percibida como una expresión corriente únicamente por una parte del público angloparlante asimilándola a Hugs and Kisses (abrazos y besos), pero no podemos olvidar que el artículo 7.2 del RMUE indica que la prohibición de registro será aplicable incluso si los motivos de denegación solo existen en una parte de la Unión.

Con todo, la circunstancia que la marca solicitada sea una expresión común no puede llevar automáticamente a la conclusión que el signo en sí esté desprovisto de carácter distintivo y el hecho de ser un signo puramente verbal tampoco es un elemento suficiente para negarle capacidad distintiva. En consecuencia, nos podemos preguntar si el Tribunal no ha sido exageradamente estricto en este caso. Lo que sí resulta claro es que no ha mostrado amor y afecto hacia la demandante.

Si desean leer la sentencia completa, la encontrarán en: http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf?text=&docid=226452&pageIndex=0&doclang=en&mode=lst&dir=&occ=first&part=1&cid=10400131

Autora: Isabela Robledo McClymont, Abogada

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies